8 consejos para hacer el currículum perfecto

Verdadera piedra angular de la búsqueda de nuevas oportunidades, el currículum puede impulsar o enterrar definitivamente nuestras opciones en un proceso de selección.

La información esencial sobre cómo elaborar un currículum parece no haber cambiado demasiado. Sin embargo, los procesos de selección han sufrido un cambio radical en los últimos años.

¿Cómo destacar en el contexto actual de infinidad de candidaturas y procesos computarizados? Sigue estos 8 consejos para elaborar ese currículum con un pase directo a la entrevista de trabajo:

1 – ¿Cómo hacer un currículum eficaz?

La personalización es absolutamente esencial. De hecho contar con un currículum de “talla única” que se presente en múltiples candidaturas es el principal escollo en la búsqueda de un nuevo empleo.

Individualizar el currículum según la oferta no solo demostrará interés en el puesto, también ayudará a eludir lo que Forbes ha bautizado como “el gran agujero negro” de los procesos de selección en los últimos años: el rastreo de aplicaciones por ordenador.

Cada vez son más las empresas que cuentan con un software especial que escanea los currículums de los candidatos en busca de unas keywords determinadas. Un currículum que no replique esas palabras clave tiene prácticamente nulas posibilidades de ser visto por unos ojos humanos.

¿El mejor lugar para obtener las keywords? La misma descripción del puesto. Incluye esas palabras clave en tu documento y pasarás de tener un currículum genérico a poseer el currículum perfecto para el puesto.

2 – ¿Qué modelo de currículum elegir?

Existen varios modelos de currículum a emplear según seas nuestros puntos fuertes y necesidades:

El currículum básico o cronológico. Tal y como su nombre indica, consiste en presentar la experiencia profesional en orden cronológico, con la más reciente apareciendo en un primer puesto.  Se trata de un modelo muy básico que no incide en los logros ni las habilidades aprendidas en cada puesto.

Es recomendable utilizar el modelo cronológico si:

  • Estás al principio de tu carrera y cuentas con una experiencia limitada
  • La empresa proviene de un sector muy conservador

El currículum funcional. Este modelo, en cambio, pone su foco únicamente en las habilidades desempeñadas en tu carrera. Ilustra con ejemplos de logros y otras actividades que han impulsado esas capacidades. La lista cronológica de empleos, a pesar de ser opcional, se recomienda incluirla e iría en la parte final del documento.

Es recomendable utilizar el modelo funcional si:

  • Existen periodos de desempleo
  • Has cambiado de profesión y/o sector
  • Tus aptitudes para el puesto ofertado no se interpretan de una manera obvia en un modelo cronológico

El currículum combinado. Se suele decir que es lo mejor de ambos mundos. Presenta la trayectoria profesional de manera cronológica pero, a su vez, detalla aquellas habilidades y logros vinculados al puesto.

Es recomendable utilizar el modelo combinado si:

  • Cuentas con una amplia experiencia laboral
  • No hay grandes periodos de desempleo o son fácilmente explicables
  • Has permanecido en un mismo puesto durante muchos años

3 – ¿Qué he de incluir en mi currículum?

Existe un ingrediente fundamental que con frecuencia pasa desapercibido y que, sin embargo, tiene el inmenso poder de catapultarte hacia una entrevista de trabajo: los logros.

Los logros, o aquellos ejemplos de éxito en tu carrera, son el mejor indicador de tu valía profesional. Y, como indicador que es, debe ser en la medida de lo posible cuantificable. Recuerda que no es lo mismo “dirigir un departamento” que “dirigir un departamento de 15 personas”.

Pese a que es aconsejable ejemplificar siempre con números, no siempre es posible. Éstas son algunas de las preguntas que te pueden ayudar a describir tus logros:

  • ¿Te pidió en algún momento un superior que asumieras más responsabilidad?
  • ¿Has sido promocionado o reconocido de alguna manera?
  • ¿Confiaron en ti para poner en marcha un nuevo proyecto?
  • ¿Qué clase de feedback has recibido en tus evaluaciones con tus superiores?
  • ¿Has recibido algún tipo de reconocimiento por parte de clientes, compañeros, agencias externas o incluso competidores?
  • ¿Has puesto en marcha alguna iniciativa que haya conseguido reducir costes o mejorar los procesos internos?

4 – ¿Qué he de dejar fuera de mi currículum?

A menudo nos esforzamos por incluir el máximo de información posible en nuestro curriculum vitae, sin advertir que algunos de esos datos están jugando en nuestra contra.

Ésta es la información que es recomendable omitir en un currículum:

  • Toda aquella formación que no se aplica a tu profesión actual ni al puesto que estás solicitando. Puede dar la impresión de que no has acabado de encontrar tu vocación o que incluso te gustaría cambiar de sector.
  • Los puestos de trabajo que desempeñaste en tus años de estudiante. A no ser que seas un licenciado reciente, esa información estará ocupando un valiosísimo espacio en tu currículum.
  • Los empleos en los que trabajaste durante un tiempo muy limitado. Inclúyelos únicamente si son realmente relevantes para el puesto al que estás aplicando.

5 – ¿Cómo puede un currículum captar su interés desde el principio?

Existen discrepancias entre algunos reclutadores sobre la necesidad de incluir un objetivo profesional. Lo cierto es que si, tal y como recomiendan entendemos nuestro currículum como una herramienta de marketing en el que el producto somos nosotros, ese mensaje puede resultar un aliado fundamental para captar su interés.

Situado en la parte superior del documento, el objetivo profesional consiste en un texto en el que explicamos muy escuetamente cuál es nuestra principal ventaja competitiva para el puesto. Lo que en el equivalente publicitario constituiría nuestro eslogan.

A la hora de escribir tu objetivo profesional hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Cuántos años de experiencia tienes en la industria o el puesto ofertado?
  • ¿Cuentas con educación específica para la vacante?
  • ¿Con qué habilidades y talentos fundamentales para ese empleo cuentas?
  • ¿Cuál es el mayor logro de tu carrera y cómo puedes replicarlo en la empresa?

6 – ¿Cómo hacer un currículum que destaque (por los motivos adecuados)?

Por sorprendente que parezca, la tipografía que utilices en tu currículum puede costarte el puesto. La persona encargada de hacer la selección puede decidir ni siquiera empezar a leer tu currículum si el texto es un bloque gris que “no respira” o incluso si la fuente elegida da una imagen muy poco profesional.

Simplificar el contenido y el continente es absolutamente esencial para conseguir un currículum que destaque. Independientemente de la tipografía elegida, es importante elegir un estilo que sea fácil de leer tanto en papel como en pantalla.

Resulta aconsejable también elegir una fuente universal, asegurándonos así que el software de escaneo de currículums no va a descartar el nuestro por ilegible. Algunas de esas fuentes “seguras” son:

  • Calibri
  • Helvetica
  • Georgia
  • Arial
  • Garamond

En cuanto al formato, deberemos evitar que los elementos gráficos desvíen la atención de lo que es verdaderamente importante: el texto. Puedes descargar varias plantillas con los diferentes modelos de currículum.

7 – ¿Cómo hacer un currículum dinámico?

No sólo debemos utilizar un formato atractivo para conseguir romper el efecto de bloque de texto uniforme que tanto desmotiva a un reclutador. Debemos también atraerlo con un lenguaje vibrante y entusiasta que lo incite a seguir leyendo.

Anteriormente hemos visto qué lenguaje hemos de utilizar para sortear el filtro de un robot. Pasar el corte de un humano es, por su parte, algo más laborioso:

  • Mantén un lenguaje vivo que rehúya de fórmulas manidas como “mis responsabilidades incluían…”
  • Evita repetirte. Incluso cuando las funciones de un empleo a otro son las mismas, busca otra manera de expresarlas
  • Elude a toda costa la forma pasiva. La forma activa es mucho más poderosa e indica iniciativa: “lideré el proyecto…” vs “el proyecto fue liderado… “
  • Sustituye aquellos verbos más débiles como “asistir”, “ayudar” o “participar” por aquellos otros verbos de acción: “controlar”, “ejecutar”, “dirigir”…

8 – ¿Cuál ha de ser la extensión de un currículum?

Incluir demasiada información en nuestro currículum puede resultar en un documento abrumador que desmotive al encargado de hacer la selección. La regla del “menos es más” cobra en este caso una importancia vital: con tal de conseguir un currículum atractivo deberemos reducir todos nuestros logros profesionales, formación y habilidades a una única página.

Existe una excepción a esta regla. Si cuentas con más de 10 años de experiencia podrás añadir una página adicional.

Recuerda siempre que el objetivo de un currículum es ofrecer un aperitivo de lo que explicarás posteriormente en una entrevista. No caigas en el error de detallar toda tu trayectoria desde el principio.

Checklist para el currículum perfecto:

  • Está personalizado para una empresa/vacante en concreto
  • Incluye las keywords de la descripción del puesto
  • Está redactado en base al modelo cronológico, funcional o combinado
  • Omite la formación no relevante para el puesto
  • No incluye empleos demasiado breves o atrás en el tiempo
  • Detalla los logros profesionales, preferiblemente cuantificados
  • Incluye un objetivo profesional breve en la parte superior
  • Mantiene un lenguaje vivo, sin fórmulas manidas
  • Evita la repetición en la descripción de las funciones
  • Prima la forma activa en lugar de la pasiva en el lenguaje
  • Los verbos más débiles se sustituyen por verbos de acción
  • El texto está escrito en una tipografía universal y “respira”
  • El formato es atractivo pero legible
  • La extensión es de una página, máximo dos

Master Blog

LAYOUT

SAMPLE COLOR

Please read our documentation file to know how to change colors as you want

BACKGROUND COLOR

BACKGROUND TEXTURE